Protege tu HOGAR de eventos inesperados

Protege tu HOGAR de eventos inesperados

El Panorama puede cambiar de un momento a otro. ¿Cómo enfrentarlo? Mediante la contratación de un seguro.

 

 

Quizá nunca antes había sido tan relevante tener un seguro de casa como lo es hoy. No porque antes no fuera importante, sino porque los acontecimientos sucedidos en los últimos meses, nos han traído a la conciencia que es posible perderlo todo de un día para otro.  Un día tienes casa, al otro día ya no.

Por desgracia, casi ningún evento es prevenible. Un terremoto, una inundación. Todos  llegan  sin previo aviso a poner en riesgo nuestro patrimonio, el cual pudiste tardar en construir una vida pero que puede esfumarse en segundos e incluso, dejarte deudas.

Hoy en día, solemos tener la idea de que un seguro es un gasto, pero en realidad es una forma de protección que puede salvarte de perderlo todo.

Solo el 5% de los inmuebles están asegurados por decisión del propietario (cuando se contrata una hipoteca la institución bancaria obliga a un seguro de manera obligatoria), de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Seguros (AMIS).

Los precios de la prima son muy variables debido a la zona en la que se encuentre- qué tan sísmica es, es una de las variables- y al inmueble que tengas; pero de acuerdo con un cuadro comparativo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), la prima anual de un seguro de este tipo puede ir desde los pocos más de 3 mil 700 pesos. Realmente los seguros de casa son muy accesibles y llegan a hacer inclusive más económicos que un seguro de auto.

Por ejemplo, si a partir del terremoto te surgió la inquietud de proteger TU HOGAR  contra otro desastre natural de este tipo, tienes que saber que estar cobertura no se encuentra entre las básicas, por lo que tienes que pedirla al contratar un seguro.

La básica cubre incendios, rayos o inundaciones, así como daños en la construcción de la vivienda, explica la Condusef. La siguiente “capita” de cobertura después de la básica es contra fenómenos hidrometeorológicos, por ejemplo, lluvia, huracán. Granizo. Si quieres otra capa de cobertura, ésta se conforma por la cobertura contra terremotos y erupción volcánica.

Nosotros como Asesores, de acuerdo a tus necesidades de protección y ahorro, te sugerimos las mejores opciones en la contratación de planes, coberturas y pólizas de seguro. Nos comprometemos a protegerlo de los riesgos que podrían afectarlo.

HectorMazatan